Crítica publicada en la revista cultural Aforo Libre. Click aquí para leerla en su web.
Redactor acreditado en el 20 Festival de Cine de Málaga.

El 20 Festival de Málaga arranca oficialmente con la película El bar, escrita y dirigida por Álex de la Iglesia. La producción está protagonizada por Mario Casas, Blanca Suárez, Carmen Machi, Secun de la Rosa y Jaime Ordóñez. Todos ellos, acompañados por los productores, se encuentran con la prensa para hablar sobre la película.

El bar fue estrenada en el Festival de Berlín, y en España tenemos el placer de ser la primera ciudad en la que se proyecte. Según el propio director, nos encontramos ante un thriller en el que el espectador querrá saber quién es el asesino.

«Álex hace todo a lo bestia. Ha sido una película dura de rodar», afirma Carmen Machi. Y que se lo cuenten al malagueño Jaime Ordóñez, que durante el rodaje acabó con moratones por todo el cuerpo por una escena de pelea con Mario Casas. Pero Ordóñez asegura que ha merecido la pena: «Cuando salesde la zona de confort encuentras cosas maravillosas como esta». La película cuenta la historia de un grupo de personas absolutamente heterogéneo que desayuna tranquilamente en una cafetería del centro de Madrid. Uno de ellos tiene prisa. Al salir por la puerta, recibe un disparo en la cabeza. Nadie se atreve a socorrerlo. Están atrapados.

Este es el punto de partida de una película con un ritmo vertiginoso, con unos personajes de a pie que, las circunstancias, los llevarán a unas circunstancias límites.

El director da a los espectadores cantidades iguales de risa y misterio. Comerse las uñas por saber qué pasará. Los asistentes se retorcerán durante la hora y media que dura El bar. El círculo lo cierran unos actores sobresalientes, destacando la maravillosa interpretación de Jaime Ordóñez con un personaje tan difícil, pero que él sabe defender y defiende con una brillantez exquisita.

Con todo esto, Álex de la Iglesia (quién está acompañado en la escritura del guión por Jorge Guerricaechevarría) asegura que el espíritu sigue siendo el mismo que en todas sus películas. «Yo añoro ser comprendido». Sin duda, no hay mejor forma de comenzar el festival